martes, 13 de enero de 2009

CINE VENEZOLANO DE VANGUARDIA. ¿Por qué demonios suceden esas cosas?

Por Sergio Marcano
Colaborador regular de El Cinescopio

Llevo algo así como un año escribiendo este artículo, pero el tema me resultaba tan difícilmente abarcable -sin sonar absolutamente pedante-, que siempre terminaba por esquivarlo. Al hacer entrega al CNAC de mi proyecto de opera prima me topé con algunas situaciones que me empujaron, una vez más, a a tratar de escribir sobre el tema.

RAZÓN No 1: Hace unos días le mostré mi guión de opera prima a una amiga para escuchar su opinión y terminar de afinar detalles. La pana me llamó a golpe de dos de la mañana para decirme que le preocupaba mi película; yo me espabilé en un instante, ella me dijo que por el tipo de situaciones que retrataba, no le parecía venezolana mi propuesta, inmediatamente yo puse cara de póker sin comprender claramente su comentario y curioso le pregunté que de qué nacionalidad le parecía. No me respondió, sólo me dijo que ella sabía que nunca vería una película como esa filmada en este país.
RAZÓN No 2:
Al día siguiente, un pana, joven director de cine, me mandó un cortometraje a través de internet. En el cuerpo del email, en el que contextualizaba cosas como el año en que había escrito el corto, de dónde había surgido la idea, que era el primero de una trilogía, me dijo algo que me sorprendió: que estaba seguro de que este era el próximo corto que el CNAC le rechazaría.


RAZÓN No 3:
Justo esa noche me llamo otro pana, también director del medio -este con unos añitos más que el anterior- para contarme que había decidido no meter su proyecto a la actual convocatoria -yo me sorprendí ya que el proyecto es bastante bueno-. Le pregunté la razón y el me explicó que gente cercana al CNAC le había dicho que un proyecto de esa naturaleza –su proyecto gira en torno a un transexual-, nunca pasaría la moral del jurado de la comisión de estudio de proyectos, ni del comité ejecutivo.

RAZÓN No 4:
El viernes de esa semana –desesperado por entretenimiento como cualquier viernes-, me voy de arrocero –y además con un pana- a la fiesta de inicio de rodaje de la que seguro será una de las mejores películas criollas que veremos en los próximos dos años. Ya bastante ebrio tengo una conversación en torno al fracaso de taquilla y de festivales que había sido el signo generalizado del cine de los últimos 15 años; la conversa era con actores, directores de arte y un par de técnicos de cine; uno de estos últimos, sintiéndose avergonzado -y algo atacado- por lo que escuchaba, nos dejó muy en claro –a todos los del grupo- que no era su culpa el resultado de las películas, que ellos habían hecho bien su trabajo, que muchas veces a ellos los llamaban para las películas y leían unos guiones tan malos en papel, que ellos sabían desde el principio que no iban a resultar...

El hecho es que, luego de todas las razones expuestas, me puse a pensar que un buen cine nacional, novedoso, vanguardista, sí era posible en estas fronteras revolucionarias, que sí había gente –entre la cual no dudo en incluirme- que sí lo estaba concibiendo, conceptuando, escribiendo y que sí había gente que podía discernir claramente entre buenas y malas películas, sólo que los preceptos de aquellos que precisamente eran los que tomaban las decisiones acerca de lo que se filmaba año tras año eran tan miopes, que simplemente no lo veían, que además –por si fuera poco-, había que complacerlos ideológica y moralmente, algo absolutamente insólito –por no decir ridículo- con lo cual terminaba por ser explicable la avalancha de pobreza estética y conceptual, la constante necedad narrativa de la mayoría los argumentos, el tufo de moral victoriana de todos los guiones y, en líneas generales, la ausencia de todo tipo de riesgo tanto en las películas de “entretenimiento” como en las películas de un corte más bien “artístico” o “intelectual”.

Otra razón que se sumó a la escritura de estas líneas es que, casualmente, por estos días han salido publicados una cantidad de artículos promovidos por la cultura oficial –solapados por periodistas desvergonzados –o simplemente irresponsables- de la prensa local-, en los que se celebra la gran cantidad de películas que se hicieron y se estrenaron el año pasado. Lo que no se dice abiertamente en ninguno de esos artículos es que la mayoría de estas películas que mencionan no cautivaron el interés de los espectadores, que la mayoría de esas películas salieron de cartelera una vez expiraron las dos semanas de exhibición impuestas por la ley de cine a los distribuidores y exhibidores nacionales y que la mayoría de esas películas no causaron sensación en ningún festival internacional; entonces, atormentado –en mis últimas 3 noches de insomnio-, cavilando hasta entrada la madrugada, comencé a preguntarme una vez más: ¿Para qué sirve verdaderamente el cine venezolano si no es visto por su público? ¿Será que algún día veremos buenas películas en las pantallas nacionales? ¿Será que algún día filmaremos cine los que no hemos tenido la oportunidad –que no somos pocos- y que tenemos tantas cosas que decir –estética y narrativamente hablando-?

Quizás algunos se pregunten ¿Pero por qué este pana se pregunta esas cosas tan bizarras en una madrugada en vez de simplemente dormir? Pues la respuesta –quizás sencilla o tal vez compleja- es porque básicamente todo lo que escribo –terror, horror, sci fi, aventuras, sexo, drogas y rock & roll- termina por estar alejado de los “preceptos estéticos y morales” aprobables por las comisiones de estudios de proyectos y los comités ejecutivos, tanto así que, durante estos 3 días, he terminado por creer que mi amiga tiene la razón y mi película se parece a una película noruega, rusa, inglesa, australiana y hasta quizás a una pakistaní, más que a una criolla… Algo que por un lado me molesta y me hace pensar que debería retirarme –luego de 6 años perdiendo consecutivamente en los concursos cinematográficos nacionales- y plantearme ser cajero de banco y ser feliz, lo que por otro lado me resulta totalmente absurdo, porque definitivamente yo soy un venezolano más, como cualquier otro, con una sensibilidad estética y narrativa definitivamente criolla y personal.

También porque el corto de mi pana está del carajo, está bien escrito, tiene una atmósfera más que digna, y como si fuera una bendición del cielo resulta diferente al tipo de cortos –aburridos, llenos de clichés y chistes baratos- que se filman en nuestras fronteras año tras año. Y no me da la cabeza para entender las razones por las que alguien habría de rechazarlo. Es decir, ¿Por qué alguien con una cultura cinematográfica mínima, no habría de notar lo interesante y novedoso de su propuesta?

Otro motivo de mis cavilaciones nocturnas es que el largo de este otro director que les comentaba, de ser filmado, crearía un paradigma en la cultura del país, retando a la moral victoriana que arropa, a no pocos, con su hipocresía constante, dando paso a la verdadera inclusión de, por ejemplo, los transexuales, un “grupo social” aún excluido moralmente por la mayoría de los habitantes de este país, muy a pesar de las igualdades promovidas por el siempre inquieto, despierto y constantemente novedoso “socialismo criollo” que impulsa -en teoría al menos- el PSUV en nuestro país. Pero el director ya se autocensuró, en efecto supe ayer que va a meter otro largo, uno más potable para beneplácito de la vetusta comisión de estudio de proyectos y del anquilosado comité ejecutivo… Una verdadera lástima.

Y ya por último, porque sin duda el técnico tiene toda la razón al decir que no es su responsabilidad que se filmen malas películas, brother si lees esto, créeme, todo sabemos lo profesionales que son ustedes con su trabajo, y también todos sabemos, tenemos muy claro, que un muy buen porcentaje de los guiones que se llevan a rodaje no son buenos desde que son escogidos en la selección de los concursos organizados por nuestras instituciones cinematográficas.

Lo que no sabemos, ni entendemos, ni tenemos claro, y quizás ni siquiera queremos entender, ni comprender, ni dilucidar, básicamente porque estamos hartos, cansados de ver mal cine venezolano proyectado en nuestras pantallas, es: ¿por qué demonios suceden esas cosas?

46 comentarios:

  1. Razones:
    1- Nivel "apreciación cinematográfica" (educación), en el sector público, en el sector cinematográfico y del público.
    2- Lineamientos de la visión de nuestra sociedad de aquí a 10 años. Cómo la piensa el sector público y cinematográfico.
    Creo que esas son las razones del Por qué.

    ResponderEliminar
  2. Mi pana, en este pais, seas revolucionario, adeco, gomecista o miembro del partido liberal amarillo, debes pasar por el aro. Todo es una rosca, todo es clientelismo y todo es amiguismo. Si sigues esperando por el Estado te vas a joder un buen rato. Por eso tus amigos actuan como actuan. Pero debes seguir perseverando, en todas las áreas de la cultura es lo mismo y ha sido lo mismo durante décadas. Me gustaría darte el comodín del sector privado, pero Venezuela no está para eso ahora. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Miles de puntos de vista... así que Watever. Quizás no sea le momento... o sí y el diseño de producción está mal planteado, es decir: historia vanguardista con diseño de producción tradicional???. No solo son las historias sino el planteamiento financiero. Creo que ponerse firme y declara que no acepta amiguismo y adequismo, y que no se permite el pesimismo, y obviamente lo que Carlos: seguir trabajando.
    La trinchera es adentro panas a lo pro, diseñen bien la producción de sus películas.

    ResponderEliminar
  4. Chamo,este post es tu carta de suicidio a nivel de financiamiento oficial.

    Me gusta este parrafo mortal:

    "El hecho es que, luego de todas las razones expuestas, me puse a pensar que un buen cine nacional, novedoso, vanguardista, sí era posible en estas fronteras revolucionarias, que si había gente –entre la cual no dudo en incluirme- que si lo estaba concibiendo, conceptuando, escribiendo y que, si había gente que podía discernir claramente entre buenas y malas películas, sólo que los preceptos de aquellos que precisamente eran los que tomaban las decisiones acerca de lo que se filmaba año tras año eran tan miopes, que simplemente no lo veían, que además –por si fuera poco-, había que complacerlos ideológica y moralmente, algo absolutamente insólito –por no decir ridículo- con lo cual terminaba por ser explicable la avalancha de pobreza estética y conceptual, la constante necedad narrativa de la mayoría los argumentos, el tufo de moral victoriana de todos los guiones y, en líneas generales, la ausencia de todo tipo de riesgo tanto en las películas de “entretenimiento” como en las películas de un corte más bien “artístico” o “intelectual" "

    Lo que queda es la guerrilla,el videoarte,el underground,la autoproduccion,el verdadero cine pobre y paralelo;porque por el lado oficial lo que hay es mucho real pero poco cine...

    ResponderEliminar
  5. sergio una de las cosas q mas me preocupa e indigna es que la gente "nueva" que tiene la oportunidad de hacer una opera prima, filme cosas antiguas, moralistas, bobaliconas, ... y sin una pizca de rigor, riesgo, ni siquiera amor por su profesion..ni que decir de la vanguardia. "lo venezolano", sera siempre un enigma..lo que me niego es a creer que "lo venezolano" sea tener una camisa de guacamaya que dice: Venezuela, cocinar arepas y "besarse" entre aguacates, piñas, patillas, magos y frutas "exoticas", mientras se bebe vino, como en un reportaje de valentina quintero.
    prefiero el cine donde la gente come espaguetis con mayonesa.

    ResponderEliminar
  6. creo que hay subestimación del publico venezolano y mientras la siga habiendo y no se lancen nuevas propuestas que tambièn muevan en algo a ese publico acostumbrado a novela barata y tv chatarra de años (hablando de un publico general) se seguirà viendo el cine como la taquilla.
    Lo interesante es que logres hacer eso que te planteas sea como sea primero...una vez más hay que optar por decir mucho con poco mientras nuestra situación deja de depender de entes gubernamentales o de una familia adinerada tras nuestras producciones...bien por esos igual! que optan por hacer algo con su dinero...pero también hay que afincarse mas en la buenas ideas y guiones.

    ResponderEliminar
  7. Espero que no sea por mi comentario, por mera aclaración, yo no le subestimo, de hecho le tengo alto respeto, me refiero a que padece nivel respecto a apreciación cinematográfica, detallado en lo que dice Mu. Esto es una serpiente que se muerde la cola.

    ResponderEliminar
  8. pues comparto las opiniones de todos y creo que, una cosa cosa es pesistir y otra quedarse pegado.

    Resulta increíble cómo, en países en los que hay escuelas de cine; muchas veces los guiones de sus graduandos pasan por diversas asesorías y desde luego, multiples tratamientos que garantizan, a la hora de su producción, éxito en taquilla y en festivales.

    Recientemente ví una película llamada "Espiral" realizada por un oaxaqueño que estudió en el CUEC. La peli, bastante buena y que sin duda será un éxito en países europeos; pasó por al menos 4 asesorías profesionales. También leí hace muy poco un guión que está recibiendo el visto bueno en el laboratorio de guiones de Sundance, titulado "dictado" que está prácticamente perfecto y que ha pasado por numerosos filtros, (si no, no estaría allí). Guiones que han llegado a la asesoría Sundance, han visto la luz y más allá...me refiero a pelis como "la Ciénaga", "Sumas y restas", "El bonarense", etc.

    Entonces, creo que la salida es buscar medios alternativos para producir una peli; y sobre todo, mucha asesoría que garantice plataformas de producción y de éxito.

    Por otro lado, la peli y guión que he mencionado, son sumamente sencillos. Me resulta insólito que en Vzla, país sin industria, sin escuela, etc; se aprueben y realicen pelis hechas en varios países, con gastos enormes en tecnología de punta; en fin, películas sumamente pretenciosas desde el punto de vista de su producción que a nivel argumental son una mierda. Creo que esto e suna muestra más del complejo de inferioridad de muchos de nuestr@s director@s...

    Un abrazo, A.

    ResponderEliminar
  9. Con la generalización indiscriminada y falaz hemos topado y seguimos topando. Seguimos disparándonos en el pie, tan alegremente. Ya cansa ver pisarse tanto la manguera entre bomberos.

    carlanga

    ResponderEliminar
  10. Tienes razon Carlanga. hay excepciones, Mariana Rondon, El Tinte de la Fama... pero sin duda, el dinero para producir cine se ha despilfarrado en producciones costosas que no tienen buenos guiones. Cierto es tambien que en este ultimo tiempo, sea quienes los dirigen, la Villa y el CNAC han aprobado mas proyectos de gente joven que nunca.

    En todo caso, cierto es que uno deberia ver mas los aciertos y menos los desaciertos...lo que pasa es que cuando uno mete y mete un proyecto y jamas sale, pega.

    Un abrazo, A.

    ResponderEliminar
  11. ¿Que propones Carlos?
    ¿Que sigamos haciendo lo que se hizo a lo largo de los 90?
    Es decir, que hagamos una critica paternalista finja que todo nuestro cine es maravilloso, que no se cuestione los errores que se cometen en los predios del financiamiento del cine venezolano.
    Yo no puedo estar de acuerdo con eso -si es lo que estas planteando-.
    Básicamente por una razón: EL EMPERADOR ESTA DESNUDO.

    ResponderEliminar
  12. El emperador está desnudo, eso lo sabemos desde hace rato. Y seguirá estando desnudo hasta que no se discuta las verdaderas razones. O manos las razones.

    Como por ejemplo, lo que apunta Sergio en su artículo, los criterios tan conservadores con que se eligen las películas, la imposibilidad de hacer un cine exitoso sin un modelo de negocios claro (el problema de exhibición pasas aquí, en México y en los EE.UU), que hace una película, por buena o innovadora que sea, languidece en una gaveta. O neustra eterna afición a dispararnos en el pie o pisarnos la manguera o generalizar.

    El artículo de Sergio es interesante para discutir. Muchos jóvenes cineastas deben escribir historias convencionales para filmar. Porque son las películas que eligen. Y porque se cree que son más exitosas comercialmente hablando. Cuando la verdad es que con el mercado que tenemos, los número no dan: da lo mismo que sea conservadora o innovadora. Igual no hará plata bajo el esquema de negocios tradicional.

    Lo siento, pero la crítica también está muy estancada.

    Ajá, el emperador está desnudo... What's next?

    ResponderEliminar
  13. Exacto.
    No quedarse pegados señalándolo.

    Estoy de acuerdo con lo que expone Sergio en su artículo. Hay que evaluar los proyectos con criterios mucho más libres y apostar por el riesgo. Quien nada arriesga, nada pierde, pero nada gana, dice el lugar común.

    Yo quiero ver esa película de Sergio que no parece venezolana. Porque otro de los problemas es que la frase de "cine venezolano" reposa en la cabeza de los espectadores como un enorme Prejuicio. Y ese es el principal problema que hay que atacar.

    He dicho :)

    ResponderEliminar
  14. Creo que uno de los problemas mas grandes es que nadie reflexiona o busca soluciones, porque la mayoría no entiende que el problema es de uno, de los cineastas, de los que queremos hacer películas mas innovadoras, que tenemos que juntarnos y exigir al unisono, a los entes financistas, a los gremios, que las cosas cambien.
    Por eso me tomo el tiempo de escribir algún "artículo" eventualmente ver si pongo un grano de arena en el despertar de las conciencias -que pretencioso suena esto-.
    Pero aunque suene de ese modo, sin duda, esa es la intención.

    ResponderEliminar
  15. Yo he escuchado a algunos espectadores, al salir de las buenas películas -que si las ha habido- del cine venezolano, decir una frase muy particular: "Esto no parece cine nacional" yo creo que el prejuicio al cine venezolano esta -ojo, y muy bien ganado por momentos-, pero también creo que una buena película puede superarlo sin problemas.

    ResponderEliminar
  16. Pues yo creo que una de las soluciones está en:

    1) Crear la escuela que se dijo que se iba a crear, haciendo énfasis en los cursos de guión.

    2) Que los guiones sean enviados a los entes financiadores bajo seudónimo para evitar el clientelismo.

    3) Que se logre dar continuidad y sostener a las salas comunitarias. Claro está que esto es muy jodido debido a los problemas que nuestras comunidades padecen (como servicios) y que son prioritarios. Sin embargo, la gente de Catia, por poner un ejemplo, pididó en su momento a Farruco, colocar una sala de cine, pues la única diversión es caerse a curda un fin de semana.

    Bueno, esas son algunas de las que se me ocurren ahora...

    ResponderEliminar
  17. 4) Que se seleccionen guiones más apegados a la realidad económica del país. Que manejen sus tramas en pocas locaciones, pocos personajes y que exijan más de la imaginación y creación del autor.

    ResponderEliminar
  18. En fin...fueron muchas las propuestas que se hicieron durante el Foro Cine. Sería bueno evaluar si a las propuestas se les dió continuidad. En el caso de mi mesa (Educación) no se hizo absolutamente nada...hasta a Cotrain el Ministerio le cortó el presupuesto.

    Bueno, creo que ya etsá bueno del pegue. Un abrazo a todos, A.

    ResponderEliminar
  19. Interesante discusión.
    Me parece que seguir esperando un financiamiento del Estado es un error; conocemos de magníficas cinematografías que se han desarrollado con muy poco dinero y cuyos resultados son, al menos, apreciables. Yo me pongo a pensar en la cantidad de recursos que ha invertido el Estado venezolano en bodrios historicistas y me dan ganas de llorar... de verdad. Me imagino cuántas películas al estilo de "El bonaerense" "La ciénaga" "Tony Manero" etc, se han podido hacer y me dan ganas de echarme a llorar. El Estado venezolano ha tomado la senda del fracaso al invertir sus recursos -nuestros al fin y al cabo- en pelucones, vestidos vaporosos y panqué que jode, en lugar de apostar por historias sencillas que más allá de garantizar una taquilla arrolladora, nos acerquen más a un público deseoso de reconciliarse definitivamente con el cine de su país. Se trata entonces de una contradicción patética, nuevamente la lógica del Estado petrolero-megalómano se impone a la razón... me pregunto entonces, ¿Cuál es el impacto real de películas de pelucones y enaguas largas? ¿Son estas letanías latosas y anquilosadas lo que necesita esta cinematografía? ¿Es lo que espera el público? ¿Cuántas películas pudieron financiarse con ese platal?
    No hay manera de sostener estas fantasías delirantes; yo no veo al resto de América Latina -desde luego hay excepciones- enfrascados en hacer películas millardarias sobre héroes patrios, los veo escribiendo -y filmando- sobre lo contemporáneo, sobre su realidad o en otro sentido, buscando las formas de hacer un cine entretenido que lleve gente a las salas.
    Por otro lado, apoyo lo expuesto por alguien por ahí, hay que buscar la manera de autofinanciarse, dejando de esperar -de una vez por todas- a papá Godot-Estado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  20. Por cierto Andrea, suscribo plenamente lo que dices; vi hace poco Tony Manero -de hecho la menciono anteriormente- y me voló la cabeza. Tú mencionaste a "El bonaerense" una gran película o el mismo caso de "La ciénaga" y una cosa es la que tienen en común -tienen varias desde luego- es el trabajo de guión. Mientras en otros países se toman el trabajo de guión con seriedad -sometiendo al guión a innumerables revisiones, proceso de años en muchos casos- aquí muchos que se autoproclaman guionistas pretenden despacharse el trabajo en dos días. Sin un buen guión no hay una buena película y pensar lo contrario es garantizar un mediocre resultado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. No hay mercado, no hay escuela de cine y no hay voluntad política: las condiciones son perfectas para hacer cine pobre pero honrado. ¿Algún sifrino del cine estará dispuesto a hacer cine pobre?
    El Estado venezolano está demasiado partidizado para poder hacer algo honesto y eficaz por nuestro cine. La mentalidad burocrática no puede solucionar problemas porque simplemente es la parte principal del problema. Las macollas seguirán repartiéndose el presupuesto para hacer un cine patriotero y empelucado que nadie va a ver mientras el pueblo seguirá comprando cine de malandros pirateado del que no le gusta a José Vicente Rangel: Secuestro Express, Sicario, Macu y otras yerbas...
    ¿Qué queremos del cine venezolano? ¿Que sea un arte oficial o un negocio medio rentable? Los planificadores de nuestra economía cultural y cinematográfica tienen un arroz con mango en la cabeza: quieren cine de peluquines y espadas que levante una industria, pero no les importa si una película no tiene éxito en taquilla ni con la crítica. La mentalidad botarate de la vieja Venezuela sigue en acción. Lo del cine de guerrilla no lo digo por romanticismo iluso sino porque es la única salida que le veo a este círculo vicioso: si el cineasta venezolano no busca independizarse del dirigismo estatal lo único que nos queda es ver Miranda parte cuatro: la venganza…

    ResponderEliminar
  22. Bueno, Sergio, finalmente creo que la cosa va por seguir uno trabajando como pueda. Si a fin de cuentas muchos venezolanos pagan impuestos y no tienen buenos servicios básicos, pues qué quedará para los fondos destinados al cine. Sin embargo, y a pesar de que sí creo se ha botado mucho real, el hecho de que al menos tres pelis estrenadas el año pasado sean buenas:"Macuro", "El Tinte de la Fama", "postales de Leningrado" o "El enemigo" (Ojo también me han hablado bien de "Miranda Regresa") es un síntoma positivo. En todas las industrias se hacen muchas pelis malas y pocas buenas.

    Suscribo a A. Evora y a Giulliano...lo que hay es que echarle más bolas y no pasarse la vida quejándose, hay que aprovechar que aún somos jóvenes para seguir luchando, sin desde luego perder una dosis de sentido crítico. Lamento mis sentidas palabras despectivas hacia algunos realizadores, creo que tiene razón Carlanga en aquello de que ya tenemos bastante fragmentada nuestra sociedad como para seguir echándole leña al fuego. Sin duda, así no progresaremos nunca.

    Muchos saludos y mis felicitaciones a Vicente y su hermana, así como a la gente de Plomo, que de algún modo sirven de ejemplo en la construcción de alternativas que nos permitan hacer el cine austero que queremos.

    ResponderEliminar
  23. Perdón, yo también quiero felicitar a Vicente, Carla y Michell por sus premios. Y además ponerme a sus órdenes para lo que necesiten y en lo que pueda ayudar.

    Por otra parte, disculpen todos, no he querido ser rudo. Pero la verdad es que los niveles de agresión que se esconden detrás de esa supuesta "actitud crítica" hacia el cine venezolano, llegan a ser realmente insoportables. Siento que en estos últimos meses la cosa se ha desmadrado.

    Yo no quiero decir que seamos complacientes o paternalistas, pero es ta el ruido que, si Andrea no lo dice, yo no caigo en cuenta que este año hubo cuatro ¡cuatro! películas venezolanas buenas. Eso, sin contar Miranda Regresa y sin contar los documentales. Yo al menos he visto tres realmente buenos.

    Hace poco el diario VEA sacó encartada Miranda Regresa y, al menos en los kioskos cercanos a mi casa, ¡se vendieron el día antes!

    No tuvimos un año particularmente bueno en taquilla, pero la gente fue a ver Cyrano Fernández y ahora la película se ha convertido en un best-seller buhoneril. El Tinte se ha vendido en el mercado estadounidense, Postales se acaba de estrenar en Bogotá y pronto se estrenará en Francia.

    Para el reducido mercado que tenemos, para las dificultades técnicas, para las estrecheces de producción, para los problemas de distribución y exhibición que hemos tenido y seguimos teniendo, no creo que haya sido un mal año para el cine venezolano.

    Y con todas las películas que serán estrenadas este año, más los experimentos con cine de bajo presupuesto que viene, creo que el 2009 tampoco lo será.

    Un abrazo a todos,

    ResponderEliminar
  24. Gracias Andrea y Carlanga.
    Y saludos a todos.

    ResponderEliminar
  25. Con todo respeto yo me pregunto, no será que hay guiones que rechazan por que son malos o estan mal escritos?. Cómo puede tener una persona el ego tan grande como para pensar que la historia que escribe es novedosa, atrevida y que es un incomprendido?. Por que hablan del clientelismo?. Tienen prueba de eso? o la prueba es un ego dolido por el rechazo. En
    uno de los comentarios de Andrea ella afirma que en los últimos años se han aprobado muchisimos proyectos de gente nueva, entonces donde esta la rosca?.
    He leído algunos artículos escritos por Sergio Marcano y siempre van por esta onda, Ahora yo le pregunto a Sergio TU PROYECTO LO MONTASTE SEGÚN EL NUEVO BAREMO?, SABES QUE POR MAS BUENO Y NOVEDOSO QUE SEA TU GUIÓN ESTO SOLO VALE 40%? TIENES UN D.F. O UN D.A. CLASE A (OSEA CON MAS DE 4 PELÍCULAS Y PREMIOS EN TU PROYECTO? QUIÉN ES TU PRODUCTOR POR QUE EL VALE 7 PUNTOS. TIENES COPRODUCTORES, CONTRATOS FIRMADOS, CARTAS DE INTENCIÓN DE DISTRIBUIDORES? TIENES BUENOS ACTORES CON SUS RESPECTIVOS CONTRATOS O PRE CONTRATOS?
    Si tu respuesta es si a todo lo anterior seguramente serás seleccionado en esta convocatoria, si te pelaste en dos o mas de estas preguntas por mas novedoso que sea tu guión estas raspado, por que sencillamente es una convocatoria a la PRODUCCIÓN no un concurso de Guión.
    Como alguien dijo por allí, a revisar bien su diseño de producción, con esto y un buen guión (no una buena historia) seguramente saldras victorioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Se podría crear un colectivo de cineastas en el que guiones que valgan se puedan financiar: guiones que puedan realizarse con una cantidad mínima de recursos y que puedan generar un mínimo, aunque sea exiguo, de respuesta y de beneficios. Trabajar en equipo, un grupito de gente que crea en la vaina, y a partir de un primer proyecto que funcione, tratar de ir por más. No necesariamente largos, podrían ser unos cortos realmente buenos. Si se consiguiera demostrar que si hay un público capaz de responder a nuevas propuetas, se avanzaría enormemente. Se desmontarían ciertas ideas. Ya se ha hecho en otros países. Yo sé que esto suena muy utópico o infantil, pero es que la alternativa del financiamiento oficial, yo no sé si eso sea alternativa. Y la del financiamiento privado, bueno,
    igual o peor.

    los felicito a todos por sus comentarios,

    J

    ResponderEliminar
  27. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  28. Sr. Carlos Daniel Malave la habilidad de discernir que es un buen guión y un mal guión llega de tener una cultura cinematográfica mínima, y antes que nada yo me considero un espectador, y bueno además de eso llevo algo de tiempo trabajando en el mundo audiovisual y si te soy sincero no me avergüenzan ninguno, ni uno solo, de los trabajos en los que me he involucrado, al menos hasta el momento. Por lo que, la verdad, me considero bueno en lo que hago…

    Aquí entre nos, sabes que me encantaría, que el Baremo que mencionas fuera publico para que no solo yo, sino todas las personas que escriben guiones para los concursos supieran a que atenerse, cuales son las reglas del juego, sabes, ese tipo de cosas, y no como es en la actualidad: un secreto manejado solo por el CNAC y los de la pequeña cofradía de agremiados de la ANAC y CAVEPROL.

    De malas películas y de clientelismo podría hablarte hasta el cansancio, largo y tendido, sobre años y años de cine venezolano, de incluso cómo siempre se otorgan premios en los festivales nacionales a las películas con resultados más pobres que se filman en el país. Pero la verdad hoy no estoy de humor para esto, es domingo, me gradué el viernes, así que por el momento que cada quien que crea lo que quiera creer.

    Y ya para terminar con este comentario, es una lastima que el Baremo que mencionas priorice la calidad de la producción, en vez de la esencia de lo que se produce: es decir, el guión, a mi parecer el rubro más importante. Pero por supuesto esta es solo mi opinión personal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. De acuerdo con Malavé con respecto al diseño de producción de la película.
    Pero Carlos, no se puede negar el amiguismo.

    ResponderEliminar
  30. Kaori lo que pasa es que cuando me tocó ser jurado hace 2 años en cortos y documentales de verdad no vi ningun tipo de movida rara y cuando gané en desarrollo de proyecto siendo un desconocido para la mayoria de los del Jurado nadie me ayudo ni hable con nadie, solo pasó!. No meto las manos en la candela pero quizás eso del amiguismo sea en un menor procentaje de lo que creemos. De todas formas lo del amiguismo pasa en el teatro.música, construcción, medicina etc. es algo que jmás podremos evitar!
    En cuanto al Baremo se supone que lo acaban de colgar en la página del CNAC. De todas formas ese instrumento debe ser exigido por los concursantes para que vean la "BARA" con que serán medidos.
    Yo que voy a una 3 pelí tengo muchas cosas en contra del Baremo, se supone que lo iran acomodando, de hecho ya tuvo su primer ajuste después de la última convocatoria, por que se dieron cuenta que se les había pasado la mano en algunos puntos.
    Lo de los bancos de guiones me parece genial, NECESITAMOS GUIONES!!
    Suerte para todos en esta convocatoria y ojalá, de verdad, que gane el mejor!

    ResponderEliminar
  31. Yo lei la primera versión del baremo y me pareció un absurdo vergonzoso y contradictorio. La cantidad de premios y trabajos realizados que se exigían resultaba francamente ridícula -entre otras cosas- y lejos de estimular la participación negaba a cualquier "hijo de vecina" la posibilidad de meter proyecto alguno por novedoso, interesante u original que este fuese. Recordemos que estamos hablando de una institución pública.
    Cuanto antes me leeré la versión nueva, a ver qué tal.
    Por otro lado, me parece interesante que el amigo Malavé menosprecie la originalidad y/o calidad de un guión ¿o es que opina, estimado Malavé, que el guión no es tan importante como presentar las innumerables cartas de intención que pide el CNAC?

    Mejorar el nivel de las comisiones que deciden qué proyectos van sería un buen comienzo, porque, como escribió Atmósfera, en muchos casos el nivel es bajo y si a esto sumamos la politiquería y conveniencia de temas, la visión se hace más y más borrosa. Ya hemos comentado resultados.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  32. Gemma, no menosprecio la originalidad de un guión, pero de que te vale eso si esta mal escrito?, no tiene estructura? malos dialogos? horrores ortográficos? de todo se ve en la villa del Señor.
    Una vez siendo jurado había un corto con una idea muy original muy mal desarrollada, es mas se hacia muy largo, eterno!!! aunque solo tenia 15 páginas...se le dijo al concursante que lo ajustara, no se si lo hizo pero ojalá por que puliendo algunas cosas quizas iba a tener un buen guión.
    Saludos

    ResponderEliminar
  33. Carlos he tenido experiencia en diseño de producción de proyectos para la modalida de coproducciones internacionales y desarrollo de proyecto tanto para CNAC como para Ibermedia y distintos fondos públicos en don siempre estos proyectos han salido favorecidos, al igual que tengo dos ayudas de CNAC para Desarrollo de Guión (2004 y 2008). Particularmente uno, el de mi ópera prima ha tenido este premio... este guión siguió su desarrollo con la Beca d Fundación Carolina (2005), bajo el script doctor de Jose Carlos Avelar (quien es jurado del premio que da Petrobras) y el muy premiado Jorge Duran (Chileno residente en Brasil), tiene preselección al premio NHK International Filmmakers Award del Sundace Films Festival (2007), Selección Oficial Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano (2005) como guión inédito, Selección Guiones Cinematográficos Ciudad de Segovia (2006), Selección para el Hubert Bals Found (2006) y en septiembre pasado II Encuentro de Productores del Mercosur (2008), además de participación del proyecto de producción en otros festivales como Cartagena y MAr del Plata, tiene dos países coproductores, y dos países distribuidores más loq ue he levantado en Vzla... en la convocatoria de CNAC 2007 calificaron muy bajo el guión, algo así como que en el item sobre personajes saco 2,13 o algo parecido (un número insólito) Me fuí cno mi fotocopia del resultado del baremos y me dice quien era Gerente en ese momento que YO estaba subertimando al jurado venezolano, a loq ue contesté CREO QUE AL CONTRARIO... ME ESTAN SUBERTIMANDO A MI, luego le digo con respecto a mi calificación de directora; otro número insolito con decimales, le señalo que tengo 4 cortometrajes de ficción con participaciones varias en muestras y fest... LE DIGO ACÁ SE EQUIVOCARON... me contesta EL COMITE DE ESTUDIO DE PROYECTOS ESTA CONFORMADO POR SERES HUMANOS Y COMO SERES HUMANOS SE EQUIVOCAN... Yo me levanté y tiré la puerta de vidrio, cosa que no debí ahcer... sients la frustración?, supongo que si, unos tres días despues recibo un e-mail de esat Gerente diciendome que me enviaban al Mercosur, esa noche una llamada de JC Lossada, TIENES TU MALETA? YA ESTAMOS ESPERANDO UNA PELÍCULA TUYA.

    Cada quien sabe quien es quien en este medio...

    ResponderEliminar
  34. Escribí MODALIDA, Me comí la D.... sorry por los Horrores, pero es que esta ventanita de comentario es muy pequeña!!!.

    Por cierto esa gerente de desarrollo cinematográfico fue cambiada de su cargo, ahora se encuentra Ma. Elena Seco allí.

    ResponderEliminar
  35. Lo que cuentas de tu experiencia Kaori es, sencillamente espeluznante. Y desde aquí, te manifiesto mi admiración.

    Aquí en México, por ejemplo, los requisitos para Ópera Prima no son ni la mitad de lo que piden allá...yo metí proyecto en el CNAC dos veces y desistí, era una pérdida de real y de tiempo sumamente cabrona. Hay que recordar que cuando se dieron los primeros financiamientos a gente joven, fue porque esta gente joven se organizó y armó su lío...

    Por otra parte y sin ánimo de generalizar; me parece lamentable ciertas condiciones que se imponen para que uno pueda hacer una peli, como hacerle el lobby a Chávez en la inauguración de la Villa del Cine, o dirigirle la peli a un ministro...pana si esto no es clientelismo, díganme qué coño es... oye, por cierto Malavé; ¿ya vas por la tercera??? Tuvo sus dividendos eso de darle las gracias al Presi...o no?

    ResponderEliminar
  36. Gracias Andrea...
    El caso de mi proeycto es bastante conocido en el CNAC y fue expueto en el único Foro Cinematográfico que hemso hecho y tambien durante als discusiones internas del CNAC sobre el Baremo.yo siempre he preferido exponer el caso antes als autoridades del CNAC y en encuentros como por ejemplo ese Foro, no se... prefiiero no atrincherarme escribiendo desde un blog, lo mejor sería ir y hablar con los responsables... pero bueno es una opinión más.
    Quedo a las órdenes de ustedes y sus proyectos.
    Salud.

    P.D: Por cierto Marcano tambien obtuvo esa beca de Fundación Carolina un año antes que yo, y fuimos a la misma escuela (San Antonio de Los Baños) tenemos una trayectoria profesional y de formación muy parecida. Y creo que escribe muy bien.

    ResponderEliminar
  37. La cosa es Malavé ¿Quién define que están mal escritos?
    Ya me he peleado con Carlanga por afirmar que la mayoría de los guiones que leo son malos, pero a lo mejor resulta que el que está mal soy yo y los guiones son tremendos. En todo caso se trata de la opinión de un tipo y mi opinión no define a quién se le dan recursos y a quién no.
    De lo que se trata Malavé, es de quién está sentado en la silla de evaluador y si realmente tiene el nivel necesario para echarle cuchillo al guión de otro u otra, para definir quién va y quién no va pal baile.

    ResponderEliminar
  38. Bueno vamos uno por uno. Esa señora que era Gerente de desarrollo era ks%%&elwqi yo también tuve problemas con ella. Que te puedo decir, yo siempre hablo desde mi experiencia, lamento ese mal rollo que pasaste.
    Andrea voy por mi tercera, aunque no creo que el presi tenga mucho que ver conmigo, es mas lo hago público voy por la NO reelección.
    Es fácil hacer cierto tipo de comentarios por un artículo que leiste via internet! Pero más allá de eso no entiendo por que me sacas lo de las gracias, ya van dos veces!
    Giuliano eso de quién define que estan mal escritos es casi de manual, en ese jurado hay gente que sabe y otra que no sabe tanto, es variopinta! hay Criticos, escritores, guionistas, directores, productores, gerentes en el area cultural,distribuidores, promotores, en fin. La única realidad es que se meten 150 proyectos y escogen 30 o sea que los otros 120 se van arrechar!!. Pero en Hollywood es peor, es UN cabrón que seguramente no sabe nada de cine quien decide que película se filma en un estudio!!
    Es la misma miesma.
    KAORI suerte pa la próxima, hay cosas que no se pueden evitar y si tienes que hacer tu peli la haras!
    ANDREA vente pa´ca y luego hablamos.!
    Saludos

    ResponderEliminar
  39. Jeje Gracias Carlos...
    Pues bueno, mañana es el día del cine, así que le pediré a Chaplín que esta en los cielos... casi como el titulo del corto de Ángel Palacios.

    ResponderEliminar
  40. Conchale es hoy.. voy a por la vela pa prendersela a Chaplin!!!!

    ResponderEliminar
  41. Carlos, mi comentario va a que realmente no me parece muy digno eso de estarle dando las gracias a un presidente públicamente sobre todo, cuando ni siquiera se es partidario de ese presidente. Yo a los chavistas de convicción los respeto pero a los oportunistas, no. Pero es cierto, que esta discusión es infantil e irrelevante. Antes de ir para allá, como bien me invitas tú, y como falta mucho tiempo, te adelanto que mi resentimiento apunta hacia tus denigrantes comentarios acerca de una cineasta a la que aprecio mucho y que ha trabajado mucho como Lyris Acevedo. Pero bueno, como dices tú, arreglamos allá.

    Por otra parte, quien revisaba en Hollywood los guiones era entre otros, el señor Robert Mc Kee, que bastante sabe de cine.

    Yo no pretendo denigrar al cine nacional, de hecho he visto buenas críticas a las pelis que ya mencioné en blogacine, que vale decir, no tiene comentarios complacientes, por lo general. Sin embargo, es una realidad que hay problemas de guión en nuestra cinematografía.

    Trabajo con una persona que es jurado en varios festivales latinoamericanos y esta persona me comenta que ha visto grandes avances a nivel técnico en el cine venezolano pero que los guiones dejan mucho que desear... ojo, esta persona no es venezolana, no es chavista, no es boicotera, etc...es una profesional. Entonces, pretender tapar esa realidad a cuenta de que uno es mal hablado o resentido o no sé qué también me parece injusto. Si uno no acepta sus errores, es imposible avanzar.

    Finalmente, me sorprende que vayas por la 3ra peli (en cuantos años???) mientras personas como kaori que lleva años trabajando su proyecto, que ha conseguido co-producción y que ha recibido avales, no le hayan otorgado alguno de los créditos.

    OJO quiero acotar que cuando me referí a que en MX no piden ni la mitad de requisitos para Ópera Prima que piden en Vzla, me refería a los financiamientos del CCC, no de IMCINE que, sinceramente, no sé cómo funcionan.

    Saludos, A.

    ResponderEliminar
  42. Andrea, yo no soy partidario del Sr. Presidente ni del PSUV. Pero nadie puede negar que este gobierno apoya la cultura, apoya el cine y junto con los gremios ha logrado crear mecanismos que antes no existian. Ciertamente estos mecanismo tienen muchas fallas pero debes reconocer que por lo menos se esta haciendo cine. El tema de los guiones es largo y yo no opino lo contrario. Creo que falta un monton pero también se que hay gente formandose para eso.
    El tema de que si voy por la 3ra...bueno es así ;-) voy por la 3ra, pero ganaré? consigueré los fondos aquí y afuera? No lo sé pero trabajo igual de duro que KAORI,PALACIOS,HUECK,CARIDAD,LA ROCHE,RISQUEZ,SPANO,OVALLES,STRAGA,BARRERA Y PARE USTED DE CONTAR para conseguirlo. No pierdo mi tiempo disertando y hablando pendejadas sobre el cine. Paso mi timepo trabajando en mis proyectos. (Por cierto me estoy dando cuenta que estoy perdiendo el tiempo...bueno solo son unos segundos!!)
    En cuanto a Liris es lamentable que tomes partido por alguien sin escuchar el otro lado. Si algún día te interesa saber "mi cuento" escribeme o llámame.
    Saludos

    ResponderEliminar
  43. Si si, es lo que digo... ya: PLOMO AL HAMPA!!!.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  44. "La verdadera amistad busca tres cosas: la virtud, por honesta; el diálogo,como deleite; y la utilidad, como necesidad..."

    Plutarco

    "La verdad es un bien, que solo se da o se recibe en una relación de mutua confienza"

    Confucio

    "El que no es Caribe no es gente, incluso a veces es Guasacaca"

    Slogan Caribe,
    (la apostilla es mia)

    Nunca se pierde el tiempo cuando asumimos el diálogo como delite, y quizás, uno de nuestros males más pendejos sea la combinación de nuestro ego inflado, con la subestimación del otro, producida por nuestros propios temores.

    Yo si les invito a conversar más y más, sobre nuestro cine, no son pendejadas, Carlos, y verdaderamente no quita el tiempo de trabajar en nuestros proyectos. Ese comentario solo puede ser producto de una mente condicionada por la continua y despiadada verticalidad de la explotación patronal, ese sistema del que solo surges cuando te inspira el rencor y el ánsia de vengarte de los que te jodieron, pero terminas tomándote los whiskies con ellos, y jodiendo a los que vienen después de ti, como en el ejército.

    Si bien, la conversación sobre el cine en estos espacios no compromete a los interlocutores a nada, también es cierto que para un buen lector, el que habla siemrpe dice mucho más de si mismo que de lo que ocupe su mente en sus comentarios, y esto nos hace falta, a los mortales espectadores de nuestro cine: comprender la humanidad que inspira al cineasta... o tal vez descubrir que no hay tanto oculto cuando en sus películas aparenta manifestar su "con mi arte tengo", o tal vez su "ese gato es mio, y me lo cojo cuando me da la gana".

    Mucho más guión, mucha más discusión, mucha más interlocución, para ver si dejamos de hacernos la guerra nosotros mismos, y tal vez ocn ello mejore nuestro cine.

    ResponderEliminar
  45. El Estado tiene actualmente el monopolio del cine nacional. No puede existir algo que no le guste al Estado porque ellos son los que financian, esa es la realidad.
    Por eso seguiré insistiendo cada vez que pueda en que la única forma de romper con ese monopolio que se ha dado de manera natural es buscar la forma de sincerar los costos de producción con la realidad económica del país, lo cual es el equivalente a decir que hay que filmar sin real.
    Filmar sin plata puede tener dos intenciones diferentes: la primera es tener la posibilidad de recuperar lo invertido, ya que si se invierte poco se debe recuperar poco dinero; la segunda es tener la suficiente libertad como para hacer lo que se quiere hacer sin necesidad de pasar por la lupa de nuestro Estado.
    Mi recomendación siempre es: sacar la cámara de la gaveta, llamar a esos panas que te deben favores (o en su defecto pagarle poco a un novato que se quiera foguear) y hacer lo que te da la gana hacer.
    Para mí esa es la única solución al dilema que se plantea en este artículo.

    ResponderEliminar

Todas las opiniones son bienvenidas. Lo importante es saberlas expresar con respeto hacia quienes escribimos y leemos este blog.