sábado, 26 de septiembre de 2009

DOCUMENTALES Y GUSTOS. Por José Roversi

¿Qué hace que un documental sea bueno o sea malo?

La respuesta probablemente variará de acuerdo a los gustos, prejuicios, formación, orientación política o religiosa de cada quien. Hay más posibilidades de que un activista pacifista disfrute “Bowling For Columbine” a que lo haga algún connotado (o no tan connotado) miembro del “National Rifle Association”. Es también probable que un luchador del “Centro Simon Wiessenthal” valore mal “El Triunfo de la Voluntad”, por considerar que se hace apología del nazismo. Para quien considere que las formas visibles u ocultas de lo cotidiano encierran una belleza sublime, “Berlín, Sinfonía de una Ciudad” puede resultar una experiencia casi religiosa y, sin embargo, para alguien no afín, un somnífero insoportable.

Por eso, creo que hablar de buenos o malos documentales (y muchas otras cosas más) es poco útil.

Quiero entonces hacer una lista de algunos de los documentales que más he disfrutado y que, aunque pueda encontrar estupendos, alguien podrá encontrar muy malos o aburridos.


La Batalla de Chile (1973-1979)

Sin duda, uno de los documentales latinoamericanos más poderosos que se han realizado. Un esfuerzo que retrató, en toda su intensidad, el que fue un verdadero intento revolucionario, preñado de idealismo y sustentado sobre las bases de un esfuerzo colectivo genuino: el gobierno de la Unidad Popular en Chile.

Sus tres horas de duración nos transportan al año 1973, las conspiraciones, sabotajes y huelgas que prepararon el terreno para el infame golpe militar de septiembre.

Es notable que esta película no pudiera exhibirse en Chile hasta 1990, convirtiéndose en una exilada más, de país en país y de premio en premio, esperando regresar a casa.

Hotel Terminus (1989)

Una obra maestra de un cineasta acostumbrado a ellas: Marcel Ophuls. La vida y milagros de Klaus Barbie, el “Carnicero de Lyon”. Un paseo por la ambigüedad moral sobre la que se sustenta nuestra civilización: comunistas que delatan a sus compañeros de lucha; nazis irredentos, satisfechos y orgullosos de sus monstruosos crímenes; curas que ayudan a escapar a criminales de guerra; derechistas e izquierdistas europeos que se unen para ocultar la verdad; agentes de los servicios secretos norteamericanos haciendo castings de genocidas para enrolarlos en su lucha por la libertad y la democracia; veteranos hitlerianos en la construcción del edificio dictatorial suramericano de los años cincuenta en adelante. Un maratón de cuatro horas de duración de altísima calidad.

Grizzly Man (2005)

Siendo un poco “escapista” yo mismo, no pude resistir engancharme desde el primer momento con la historia de Timothy Treadwell, un hombre complejo, desfasado, neurótico, temerario y, hasta cierto punto, iconoclasta. Pero, como suele ocurrir con este tipo de personaje (muy del gusto de Werner Herzog) hay también algo irresistible, irreverente y original en la actitud poco convencional del ecologista y su forma inusual de aprehender la realidad: a través del contacto íntimo con la naturaleza y, sobre todo, con los osos Grizzly. Suponer que era posible convivir con estas extraordinarias criaturas fue, a toda luz, un cálculo arriesgado, una apuesta audaz, de dramáticas consecuencias. La película que resultó posee mucho de estos atributos.

Trujillo: El Poder del Jefe (1991-1996)

Célebre serie de películas del legendario documentalista dominicano René Fortunato. Una retrospectiva de casi cincuenta años de historia política y social de la República Dominicana, finamente hilvanada. Uno de los puntos fuertes de estas películas es su ritmo vibrante, que mantiene al espectador pegado a su asiento en todo momento. No es de extrañar que “El Poder del Jefe” haya sido, a la par de críticamente aclamada, un éxito comercial que ha marcado un precedente para el género de cine documental en América Latina.

Capturing The Friedmans (2003)

La historia de cómo se destruye la familia de los Friedman, en tiempo real, es un espectáculo duro de tragar que, sin embargo, ha cosechado críticas entusiastas en todo el mundo.

Parecería ficción, pero no lo es. Los cargos de pederastia contra Arnold y Jesse Friedman resultaron en una condena por parte del jurado. Los restantes miembros de la familia narran el profundo efecto que esta experiencia tuvo sobre sus vidas. Un documental poderoso e inquietante, que nos habla también sobre el funcionamiento de la sociedad, los medios y la justicia.

Bowling For Columbine (2002)

Este entra en el campo de los gustos y disgustos. Muy en la línea europea sobre el tema, sostengo un rechazo absoluto hacia las armas. Creo que “no hay arma buena” ni razón que justifique que nadie vaya armado. Para los que así pensamos, esta película de Michael Moore es casi un manifiesto contemporáneo. Una visión aguda, crítica y sistemática de la terrible y atávica relación de los Estados Unidos con las armas de fuego, una de las grandes sombras de la que es, indudablemente, una nación poseedora de inmensas virtudes.

Se debatió sobre el trato desconsiderado que pudo haber dado Moore a Charlton Heston en una entrevista que mantuvieron para el documental. Se argumentó que la avanzada edad del mítico actor fue explotada por el documentalista para crear un momento sensacional a costas de la humillación de un anciano. Esto podría discutirse; lo que no admite discusión, en todo caso, es la pública defensa que durante décadas hizo Heston del uso de armas. ¿No están todos los entusiastas de las armas expuestos a severas críticas? Por supuesto, el oponerse al uso de armas es un derecho que todos tenemos, y en mi caso, también un deber. Así que este documental por razones más que obvias, fue como música para mis oídos.

Gómez y su Tiempo (1975)

Un trabajo esencial de Manuel De Pedro para todo aquel interesado en comprender no sólo la larga tiranía gomecista, sino los verdaderos sustentos de los regímenes venezolanos: militares y grupos económicos. Gómez (el “César Democrático” de Vallenilla Lanz) conoce a Venezuela y sabe cómo dominarla: crea las Fuerzas Armadas (a su medida) y patrocina una elite económica corrupta y servil, con absoluta dependencia del dictador: aduladores creativos e incansables. Para el resto de los actores sociales, como suele ocurrir, la receta de siempre: discriminación efectiva, plomo y cárcel.

À Propos de Nice (1930)

Una cinta precursora del cine documental de contenido social, realizada por Jena Vigo (en colaboración con Boris Kauffman). Tomando en cuenta que se trata de una película muda realizada a finales de los años veinte, resulta admirable lo entretenida y efectiva que resulta en su exposición de un colectivo frívolo, superficial y amante del fausto que se da cita en Niza año tras año. Un trabajo inscrito en el Kino-Pravda de Dziga Vertov que bien podría rodarse hoy día, por iguales o más demoledoras razones que hace ochenta años.

Etre et Avoir (2002)

Uno de los documentales más sencillos e interesantes que he visto en los últimos años. Georges López es un profesor de un pequeño pueblo francés. En su escuelita, la única de la zona, se agrupa a todos los niños en edades que van de los cuatro a los once años. El documental abarca un importante número de meses y se puede ver la dificultad, dedicación y vocación que este tipo de carrera requiere. Un vistazo a un tipo de escuela que representa tal vez la reminiscencia de otros tiempos, de otro estilo, de otra Europa. Un documento que recuerda a Edmundo De Amicis y su clásico “Quore”

Koyaanisqatsi - Life Out of Balance (1982)

Una trabajo fuera de serie de Godfrey Regio. Luego de casi treinta años, sigue siendo tan poderosa como el primer día. Algunos de los planos más increíbles que he vito, música sensacional (Philip de Glass) y lo más importante de todo cuanto pueda decirse de este portento de película: la valoración suprema del silencio, el más despreciado y necesario de los componentes de la vida.

20 comentarios:

  1. Otra corrección: El título del estupendo documental de Manuel De Pedro es "Juan Vicente Gómez y Su Época"

    ResponderEliminar
  2. Está buena la lista. Incluiría, el tercer episodio de "Perón, Sinfonía del Sentimiento", dedicado a Eva Perón; del célebre cineasta Leonardo Favio; "Promises" de los niños que son parte del conflicto palestino-israelí; "La hora de los hornos" y "The Thin Blue Line" de Errol Morris.

    ResponderEliminar
  3. Tengo que verlos Andrea. Gracias por recomendarlos. A mi la historia política latinoamericana siempre me ha interesado mucho. Hay una serie argentina llamada "Algo Habrán Hecho" que me parece todo un logro. Cubre la historia de ese país entre 1806 y la caída de Perón, si no me equivoco. Bastante crítica, nada romántica. Algo que en Venezuela aún no hemos hecho y se echa de menos. En México el profesor Krauze hizo algo parecido con "México Siglo XX" en un estilo un poco mas formal, que también tiene muchas virtudes.

    Un saludo,

    J

    ResponderEliminar
  4. Sí, pero las de Krauze son muy mexicanas en el sentido de que las cosas no se dicen frontalmente. Yo ví uno sobre El Papa y está bien realizado pero no le tiran sino al final, y una cosita ahí... de resto puro halago. Qué va, ese estilo a mí no me gusta ná. Prefiero los docus del Chiapas Media project, así sin medias tintas, el de "Cuando la Justicia se hace pueblo" es brutal, sobre las policías comunitarias de Guerrero.

    Otro a destacar (son muchos) es el de "Club de Maestros" que co-dirige ese monstruo llamado Gustavo Santaolalla. Muy al estilo Buena Vista, el tango te estremece la piel. La factura del docu es impecable. Y bueno, hay que mencionar "la Vida Loca" de Póveda. Sencillamente brutal y muy humano.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  5. Me gustaría ver esa de "Algo habrán hecho"... porque "Sinfonía del Sentimiento" es super romántica y omite desde luego, toda la cosa represiva del peronismo. Se nota que a Favio lo contrataron para dirigirla desde toda una postura oficial, reciente por cierto, muy kirchnerista... Sin embargo, el capítulo dedicado a Eva es realmente conmovedor. Lo demás, es cualquier cosa...

    ResponderEliminar
  6. Lo que pasa con este tema es que hacer crítica desde una relación de dependencia con el poder es un ejecrcicio esteril, mas bien un acto de marabarismo; se sugiere en la intensidad y medida justa que demanda el poderoso.

    Uno de los casos paradigmáticos en la hispanoamerica contemporánea fue el de la familia López Portillo en México. Se apropiaron del modelo de represión mediante la corrupción que tan bien había funcionado al PRI (Y le sigue funcionando a un gentío en toda latinoameica)para crear una mundo "cultural" al servicio de los objetivos del régimen: es decir, el de los altos jerarcas del régimen y sus familiares. Los resultados, pues a la vista...

    A "Doña Margarita" y su hermano el presidente ahora les quita el pellejo todo el mundo, pero a finales de los setenta y principios de los ochenta no alcanzaba la tinta, o el tiempo en radio, cine y TV para halagar a aquella familia de "mecenas", protectores ilustres de las artes.

    En fin, que esa es una de las fallas tremendas del modo en que hemos querido moldear esa cantidad de intereses diversos al que llamamos genéricamente "la cultura".

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Etre et avoir de Nicolas Philibert es uno de los mejores documentales que jamás he visto. Resulta conmovedor seguir la evolución de ese grupo tan variopinto de estudiantes a lo largo de un curso entero (tengo entendido que la filmación duró 6 meses). Vaya aquí como recomendación mi documental favorito: En construcción, del español José Luis Guerin, acerca de las vidas de varios personajes de un barrio de Barcelona en proceso de remodelación. Este trabajo se grabó a lo largo de 2 años.El resultado, en mi opinión, es magistral y conmovedor. No se lo pierdan.

    ResponderEliminar
  8. Lo veré en cuanto lo consiga Nelson, muchas gracias por tu recomendación.

    Si, efectivamente Etre et Avoir tomó seis meses en realizarse. El resultado es espectacular. Hubo, luego, una demanda de los figurantes, con Monsieur López al frente, exigiendo una participación mas justa en los enormes beneficios económicos de la cinta, pero no prosperó.

    Ya te comentaré "En Construcción" en cuanto lo vea.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Siempre se menciona Bowling for Columbine cuando se quiere hablar de Michael Moore pero considero Farenheit 9/11 muy superior a nivel de argumentación y documentación. Prácticamente irrefutable.
    Agregaría a la lista "The Fog of War" de Errol Morris, "Arquitectura del Desastre" (Architecture of Doom) un magnífico documental que se centra en la visión "artística y estética" del Nacionalsocialismo alemán, "Noche y Niebla" (Nuit et Brouillard) de Alain Resnais, sino el mejor uno de los mejores documentales jamás realizados sobre los campos de exterminio nazis, "Straight, No Chaser", documental sobre el genial pianista Thelonious Monk producido por Clint Eastwood y "Enemigo Íntimo" (Mein liebster Feind) de Werner Herzog, en el que ambos narran desde cómo se conocieron hasta el episodio de la escopeta durante el tempestuoso rodaje de Fitzcarraldo.
    Hay muchos más pero de momento, son los que me vienen a la cabeza. Buen artículo.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por tus recomendaciones Giuliano. Ya los buscaré. Realmente la lista de los documentales que nos han gustado sería larguísima y, sobre todo, muy variopinta. Sólo con las recomendaciones de los amigos del Cinescopio tengo muchas horas por delante de documentales por ver.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Zeitgeist es un logro, desde mi punto de vista. Así se argumenta, así no tengas razón.

    ResponderEliminar
  12. Vi el documental peronista de Leonardo Favio. Muy bonito. Cumple a cabalidad el encargo justicialista. Un buen trabajo.

    ResponderEliminar
  13. Y a propósito de los López-Portillo, el mexicano Everardo González tiene un documental llamado "Ladrones Viejos" en el cual, el protagonista tuvo en sus mayores logros, robar la casa del Presidente. El hombre se convirtió en todo un héroe...je, je, je. Gracias al documentalista salió de prisión y al parecer, volvió a las andanzas...

    ResponderEliminar
  14. Esto no lo sabía Andrea. En todo caso "Ladrón que roba a...". Me gusta mucho la idea del documental, a ver si lo encuentro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. ¿Alguien recuerda la polémica que generó el documental El petróleo y otros cuentos, del italiano Gabriele Muzio?
    Aquello fue muy interesante por muchas razones y aunque se han realizado documentales en Venezuela como nunca antes, ninguno, que yo recuerde, ha generado tal choque de opiniones.
    ¿Acaso un buen documental debe tener ese elemento de inconformidad para generar reacciones como aquellas?

    ResponderEliminar
  16. En mi muy personal opinión Giuliano, en Venezuela faltan sentido crítico y documentales poderosos, independientes, que sean capaces de sacudirnos y ponernos a hablar de temas. Mucho documental inofensivo, laudatorio y hecho a la medida.

    En las calles de Venezuela (pregunto, porque no estoy allí hace mucho) ¿Ha habido algún documental que la gente comente o discuta en un autobús o en una panadería? ¿Qué despierte pasiones? Me refiero a gente no relacionada directamente con el mundillo.

    Un documental que posea esta característica, y que además no esté encargado por alguna de las partes en pugna en la contienda política (totalmente predecible en su planteamiento, desarrollo y resolución) es difícil de encontrar.

    ¿Cuanta gente ve documentales hechos en Venezuela que de verdad dejen una huella en la consciencia?

    Quien sabe, ustedes dirán...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. A propósito: Creo que hace poco se estrenó el documental "Pasarelas Libertadoras" de Argelia Bravo. Este trabajo, que tuve la oportunidad de ver muy cerca; trata acerca de la situación de las transexuales y transgéneros de la Av. Libertador. Vale decir que la mirada es la de una persona comprometida, la realizadora es activista y forma parte de una Fundación llamada Transvenus de Vzla, que se dedica a ayudar a estas personas que tanta exclusión y violencia sufren.

    Sin duda un trabajo que hace la diferencia. Creo que si Almodóvar lo viera, se convertiría en fan. Realmente el trabajo es excelente y nada amarillista, sino muy humano. El blog de José Alirio : 100% Cine Venezolano, lo ha reseñado.

    ResponderEliminar
  18. http://cine100por100venezolano.blogspot.com/search?q=pasarelas+libertadoras

    ResponderEliminar

Todas las opiniones son bienvenidas. Lo importante es saberlas expresar con respeto hacia quienes escribimos y leemos este blog.