jueves, 14 de julio de 2011

Encuentro Iberoamericano de Escritores Cinematográficos El Garfio: Tengo un guión, ahora ¿qué hago? (6ª entrega)

Por: Andrea López

Finalmente hemos llegado a la última sesión del Encuentro, la cual versa acerca de Estrategias para la promoción y venta de guiones.  Fondos, becas y apoyos para guionistas.  Organizaciones y colectivos de guionistas.  Los ponentes son:  Mineko Mori, especialista en adquisiciones para cine,  colaboradora del Grupo Televisa, Paramount Pictures y presidenta de The Mori Company; Carlos Henao , co-guionista de “La vendedora de rosas ” y presidente de “Los guionistas cuentan, Asociación de Guionistas Colombianos ”;  Juanjo Moscardó (de quien ya hablamos en la 4ª entrega); Arturo Tekayehuatzin, fundador asociado de Escritores Cinematográficos El Garfio y Angélica Ramírez, directora de contenidos de IMCINE.

Mineko Mori
Imagen de El Garfio A.C.
Inicia Mineko Mori dando algunos tips para los guionistas: “Deben conocer muy bien su mercado, saber qué películas están viendo los mexicanos.  Hay mucha información de esto en Internet (…) Otra de las cosas que deben investigar es a cuáles productoras pueden presentarle su proyecto.  Esto lo hacen viendo en el afiche ó la ficha técnica quién produjo la película de su preferencia (…)  Ser lo más profesional posible, llegar puntuales a la cita, no contar toda la película, ensayar lo que se va a decir previamente para persuadir al productor, tener una muy buena ortografía, presentar un log line: una frase que describa la película (…)  generalmente es imprescindible llevar una sinopsis de media página y otra de tres páginas.  Definir muy bien el género".

Acerca de los precios de los guiones en el mercado estadounidense, asegura:  “Según Writers Guild of America, el costo más bajo de un guión es de cien mil dólares”.

Por su parte, Angélica Ramírez nos habla de los programas de estímulo cinematográfico que ofrece IMCINE, haciendo énfasis en el programa de desarrollo de líneas argumentales, y el de desarrollo de guión; los cuales ofrecen becas por montos de cien mil a ciento treinta mil pesos (unos doce mil dólares) durante un período de cuatro meses, bajo la asesoría de un tutor.  Explica la funcionaria que hay mucha gente que también aplica a la modalidad de apoyo económico directo, la cual otorga becas sin la necesidad del tutor.  En esta modalidad se toma en cuenta el currículo del escritor, a diferencia de las dos primeras que privilegian el guión.  El IMCINE cuenta además con un banco de guiones, los cuales difunde entre productores durante festivales, obteniendo resultados positivos. Afirma además que el organismo estatal apoya todo tipo de filmes, sean estos de largo o cortometraje de ficción y/o documental; y que dan asesorías a escritores de provincia a través de skype.

Carlos Henao
Imagen de El Garfio A.C.
Carlos Henao, co-guionista de Víctor Gaviria, habla de generar estrategias para que te conozca otra gente que no sean tu familia y compañeros de universidad: “Uno tiene que salir de su propio círculo”.  El también co-escritor de “Sumas y restas” cuenta que en Colombia apenas se hacen de unas quince a veinte películas al año y que, aún cuando se obtiene dinero del Estado para realizarlas, éste financiamiento depende de tener contratos con inversionistas privados:  “El guionista cede derechos al productor y no puede presentar su proyecto de manera individual (…) en teoría se respeta al guionista pero si no tienes un productor que te represente frente al Estado, te jodiste (..) Uno no quiere ser empresario, uno quiere ser escritor”.  Un compañero colombiano le dice a Henao que él trató de integrarse a su asociación pero que no pudo hacerlo debido a que uno de los requisitos era tener un guión ya filmado, ante lo que Henao respondió “estamos pensando cambiar eso”.

Juanjo Moscardo
Imagen de El Garfio A.C
Juanjo Moscardó se expresa acerca de las organizaciones FAGA  (Foro de Asociaciones de guionistas del audiovisual) y ALMA (Sindicato de guionistas):  “Somos como un matrimonio, cuando nos hemos divorciado nos hemos llevado mucho mejor (…)  hemos establecido que deben pagarnos aún cuando la película no se ruede para evitar aquello de que te la encarguen y después no te paguen, y si te quieren pagar el primer día de rodaje, entonces nos tienen que pagar como co-productores (…)  Los guionistas suecos son muy poderosos, su organización está conformada por unos quinientos guionistas cuyos negocios sólo los manejan tres abogados.  De modo que ellos sólo se dedican al cine, ganan muy bien y apenas hacen veinte películas (…)  En ALMA el tabulador del guión oscila entre veinticinco mil y treinta y seis mil euros”.

Arturo Tekayehiatzin
Imagen de El Garfio A.C
Arturo Tekayehuatzin cuenta su experiencia en la Asociación Civil El Garfio:  “Hacemos reuniones periódicas, damos asesorías, hemos creado un premio llamado el Garfio de Plata, organizamos maratones de guiones y profundizamos en experiencias de escritura colectiva, los escritores que tengan ya un guión pueden integrarse al taller durante seis meses para mejorarlo, también pueden dejarle el guión al taller para que se le haga reescritura.  En ese caso se pide la co-autoría y crédito en pantalla.  La otra opción es dejarlo en el laboratorio y que nosotros lo re-escribamos”.

Cerrando, Mineko Mori comenta que su empresa actualmente está en la búsqueda de comedias románticas o de cine de terror pero sin sangre:  “No estamos interesados en un guión que hable de la vida de una prostituta en Tepito (…) a mi me gusta el cine de autor, pero para hacerlo hay que hacer mucho cine comercial, cine para que la señora que está cansada de trabajar toda la semana se entretenga y emocione.  Mi abuelo fue productor de Kurosawa y para hacer sus películas, fue necesario hacer muchos filmes comerciales (...) Hay que hacer cine, hay que apoyar a los productores, México es el quinto país en la lista de los que más ven cine”.  

En nuestra próxima entrega el apartado de balance y conclusiones. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todas las opiniones son bienvenidas. Lo importante es saberlas expresar con respeto hacia quienes escribimos y leemos este blog.